Agrobiodiversidad

México es una de las cinco áreas con mayor diversidad biológica en el mundo y una de las tres con mayor diversidad de culturas nativas. La interacción entre su riqueza natural y cultural, ha llevado a que sea uno de los tres centros mundiales más importantes de origen y mantenimiento de AGROBIODIVERSIDAD, con una integración formativa de por lo menos 10,000 años.

Por AGROBIODIVERSIDAD entendemos a la variedad y variabilidad, silvestre o cultivada de los animales, plantas, hongos y micro-organismos usados directa o indirectamente por los humanos para satisfacer sus necesidades, en cualquier categoría antropocéntrica (también llamados RECURSOS GENÉTICOS). Incluye no sólo a las especies cosechadas, sino también a las no cosechadas (v. gr. micro-organismos del suelo, depredadores, polinizadores) que sustentan la estructura, la función y los procesos clave para la productividad de los agro-ecosistemas (agrícolas, pecuarios, pastoriles, forestales y acuáticos), como son la regulación de plagas y enfermedades, la polinización, y los ciclos del agua y de los nutrientes. Además, contiene a la diversidad de los agro-ecosistemas mismos, y a la cultura y el conocimiento local de la biodiversidad

El conocimiento y la conservación de la AGROBIODIVERSIDAD, además de clave, es urgente, ya que los grandes cambios globales que están llevando al cambio climático, la deforestación y la transculturación, han desembocado en su erosión acelerada. México es signatario del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura , en vigor desde junio de 2004, por lo que es responsable de reconocer la contribución de los agricultores y los Pueblos Indígenas a la conservación y desarrollo de la AGROBIODIVERSIDAD y conservar su cultura como sine qua non para preservarla.

Los objetivos de este Programa son:

  • Contribuir a la formación de grupos de trabajo multidisciplinarios e interinstitucionales, que generen información integradora de la AGROBIODIVERSIDAD, sus procesos de desarrollo y mantenimiento, así como de las alternativas para su conservación in situ, aprovechamiento sustentable y la bioseguridad y mejoramiento genético de sus RECURSOS GENÉTICOS.
  • Proporcionar, a los agricultores y sus comunidades, a los tomadores de decisiones, y al público en general, la información necesaria para que valoren la importancia de mantener la AGROBIODIVERSIDAD para la sustentabilidad ecológica y cultural, y tomen acciones que conduzcan a ello.

 

Agrobiodiversidad de los Agaves

El género Agave es endémico de América. En México crecen 150 de sus 200 especies, más 36 taxa infraespecíficos Se les encuentra en toda la república, excluyendo únicamente a Tabasco (García-Mendoza 2002). México, además de ser su centro de mayor riqueza, es también su centro de domesticación, formándose en nuestro territorio lo que Gentry (1982) llamó la simbiosis humano-Agave.

Su historia de diversificación bajo cultivo y selección humana, inciada hace 11,000 años por lo menos (Callen 1965), puede dividirse en tres grandes periodos de acuerdo al uso que ha guiado, en primera instancia, a los criterios de selección humana para su cultivo: 1) alimento, 2) bebidas fermentadas (tepache y pulque), y 3) bebidas destiladas (mezcales). El aprovechamiento de sus fibras ha guiado la selección de variantes específicas a lo largo de los tres periodos.

Las variedades cultivadas de forma tradicional generadas durante los 11,000 años que lleva su aprovechamiento, no han sido descritas académica o legalmente, por lo que las unidades taxonómicas más utilizadas para describir la diversidad de estos recursos fitogenéticos han sido, hasta ahora, las de especie, subespecie y variedad botánica. De las 150 especies que crecen en México, 74 especies han sido reportadas como usadas para alimento humano, fibra (ixtle), forraje y bebidas alcohólicas --tanto fermentadas (pulque, aguamiel) como destiladas (tradicionalmente llamadas mezcales) (Colunga-GarcíaMarín et al 2007).

La agrobiodiversidad de los agaves en México se encuentra amenazada por varios factores, uno de los más importantes es la normatividad legal que impide la adecuada comercialización de uno de los productos actualmemte más importantes: el mezcal. La Denominación de Origen Mezcal, elaborada en 1994 de una manera excluyente, sólo protege a 7 de las 26 entidades federativas en donde estas bebidas s eproducen desde hace, por lo menos, 400 años, y sólo menciona explícitamente a 5 de las 39 especies con las que se producen. De igual forma, la expansión del monocultivo de Agave tequilana var azul para la producción de tequila, es otra de las fuertes amenazas de su agrobiodiversidad.

El objetivo de este proyecto es propiciar la integración y difusión de la información científica en torno a la agrobiodiversidad de los agaves a fin de generar opinión y acciones que lleven a su conservación y uso sostenible, favoreciendo a los grupos humanos que han generado el germoplasma y la cultura de su uso.