Exponen carteles por la soberanía alimentaria

Una selección de la segunda bienal convocada por el IAGO invita a reflexionar sobre las afectaciones de las semillas transgénicas.

Lisbeth Mejía

 "Estamos en una época de extinciones; junto a ciertas plantas y animales, idiomas y ecosistemas que se pierden, están las semillas que dan rostro a las civilizaciones, entre ellas el maíz", refiere el escritor Guillermo Santos, quien comenta sobre la exposición de la segunda Bienal Internacional del Cartel Oaxaca.

Respecto a la muestra inaugurada la noche del pasado viernes, el también editor agrega que es usual el que se insista en las formas del maíz, en su estética, ya que a través de este cereal se pone en crisis toda nuestra cultura.

De ahí la importancia de una convocatoria como ésta, explica Santos sobre la segunda bienal organizada por el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), Pro-Oax y el artista plástico Francisco Toledo.

Una selección de más de 30 afiches integra la exposición con la que se invita a reflexionar sobre la importancia de la soberanía alimentaria, es decir, el derecho de toda comunidad a decidir qué cultivar y qué consumir.

Santos recurre al texto del Popol vuh para hablar sobre los orígenes del mundo, especialmente de las personas. Sobre él menciona que los dioses tuvieron dos intentos fallidos, uno con el barro y otro con la madera.

Sin embargo, en un intento más, se vio que el maíz fue el elemento capaz de dar al hombre un lugar en el mundo. "Sólo el maíz logró, como elemento primordial, darnos rostro e identidad: en suma, nos dio alma".

Ante ello, la temática de la bienal se asocia mucho con esta semilla, al ser uno de los cultivos mayormente propagados en México.

Durante la inauguración de la exposición, Emmanuel González Ortega, investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembro de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, expresó que trabajan en diferentes áreas y temas, siendo una de ellas la de agricultura y alimentación.

Sobre el tema de la segunda bienal que convocara el IAGO y de la cual se desprenden los carteles expuestos, destacó que se han hecho análisis moleculares de diferentes semillas recolectadas en el país.

Ante ello, esperan acompañar a productores de maíz en el estado y con los estudios se pueda asegurar la no contaminación con transgénicos de las variedades nativas. Esto, debido a que tales semillas son parte del patrimonio del país.

"Efectivamente, hay contaminación transgénica en el maíz mexicano, la cual se detectó en el 2001 y aunque ha habido esfuerzos múltiples de acallar esto, es una realidad presente y desde la UCCS hemos tratado de dar la información sobre la presencia del maíz transgénico en las regiones de México, como una herramienta de acción de las comunidades para proteger el maíz y también de los consumidores", indicó.

En el caso de Oaxaca, el investigador dijo que la contaminación que se ha encontrado es relativamente baja. Sin embargo, es un tema que atañe a la sociedad y a la cual hay que aproximarse.

Finalmente, Alejandro de Ávila, fundador y director del Jardín Etnobotánico de Oaxaca, hizo hincapié en la creatividad de las propuestas enviadas a la bienal, por lo que fue difícil elegir a las obras finalistas. No obstante, la muestra incluye a varias que permiten dar mensajes concretos a la sociedad en torno a la soberanía alimentaria.

La exposición de carteles por la soberanía alimentaria fue inaugurada el pasado viernes en el IAGO. En ella se observan los tres primeros lugares del certamen, así como más de 30 finalistas.

Con información del Diario el Imparcial