Bosques y Selvas

La deforestación es uno de los principales problemas ambientales en México. Este proceso es una causa importante de otros cambios ambientales globales, como la pérdida de diversidad biológica, el cambio climático, la degradación de los suelos y la reducción en la provisión de los servicios ecosistémicos. Esto, además de comprometer la base de recursos para el desarrollo nacional, tiene un efecto directo en la calidad de vida y en el desarrollo de las comunidades rurales de nuestro país.
El grupo de trabajo de Bosques y Selvas busca documentar y analizar las causas y las consecuencias de estos procesos, bajo una perspectiva socioambiental. Consideramos que su comprensión constituye una vía fundamental para la construcción de alternativas que permitan reconciliar la coexistencia de la sociedad y la naturaleza.
Objetivos generales del grupo de trabajo de Bosques y Selvas
El grupo busca documentar los principales procesos ligados a la situación actual de los bosques y selvas del país, que incorpore el análisis de las causas y los factores asociados con su deterioro. Se busca, sobre todo, analizar las políticas públicas ligadas al modelo de desarrollo prevaleciente, así como los procesos socioeconómicos que han incidido históricamente en los procesos de deterioro. Así mismo, se busca la evaluación crítica de las alternativas que existen sobre la conservación y el manejo de los recursos naturales bajo una perspectiva de sustentabilidad.

En el análisis de los fenómenos ligados a la pérdida y deterioro de bosques y selvas en México implica abordar una enorme complejidad, así como una gran diversidad de contextos históricos, sociales y ambientales. Por ello, resulta útil adoptar, en muchos casos, una perspectiva regional de análisis.

La complejidad de estos problemas, así como la diversidad de posturas alrededor de estos procesos de cambio hacen necesario el debate. Por ello, queremos fomentar el intercambio de visiones y saberes a través de esta plataforma, para enriquecer nuestra comprensión de estos procesos y permitir la construcción de consensos y propuestas que favorezcan la conservación y el desarrollo de las poblaciones locales.