Enero 25 de 2012

Lic. Alfonso Carballo Pérez
Director General
Comisión Federal de Mejora Regulatoria
Presente

Oposición al PROY-NOM-186-SCFI-2011,
BEBIDAS ALCOHÓLICAS, BEBIDAS ALCOHÓLICAS
ELABORADAS A PARTIR DE AGAVÁCEAS.

Anteproyecto 24569 enviado por la SE
Fecha de apertura: 24/11/2011
Expediente 03/1933/241111


Estimado Lic. Carballo:

Por la presente, los XXX abajo firmantes1, expresamos a Ud. NUESTRA MÁS ROTUNDA OPOSICIÓN al PROY-NOM-186-SCFI-2011, BEBIDAS ALCOHÓLICAS, BEBIDAS ALCOHÓLICAS ELABORADAS A PARTIR DE AGAVÁCEAS. Nos referimos al Anteproyecto 24569 y su Manifiesto de Impacto Regulatorio (MIR) remitidos por la Secretaría de Economía (SE) y que forman parte del Expediente No. 03/1933/241111 con fecha de apertura: 24/11/2011

Este proyecto, al igual que el propuesto por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), para declarar la palabra Agave como una marca de uso exclusivo de los productores de las DO Tequila, Mezcal y Bacanora (Expediente No. 08/0116/171011), pretende establecer normas legales que, de ser aprobadas, significarían: 1) La violación del derecho del consumidor de contar con información adecuada y clara sobre los productos que adquiere, los cuales deben especificar de forma correcta su cantidad, características, composición, calidad y precio2, 2) La exclusión de cientos de productores de mezcales artesanales tradicionales del mercado de bebidas alcohólicas, vulnerando así la garantía prevista en el Artículo 5º de nuestra Constitución, que señala que a nadie se le podrá impedir que se dedique a una profesión, industria, comercio o trabajo lícito, y 3) La destrucción de una parte del patrimonio biológico y cultural de los mexicanos, violando los convenios internacionales que sobre la materia han sido firmados por nuestro país3.

La SE, pretende emitir la Norma Oficial Mexicana (NOM)186 que obligaría a los productores de mezcales artesanales tradicionales que no están amparados por las DO (y por ende, e injustamente, no pueden llamar a sus bebidas “mezcal”) a:

(i) No solo no llamarlas mezcal, sino tampoco “Destilados de Agave” , tendrían que llamarlas “Aguardientes o Destilados de agaváceas”, aunque estén elaborados a partir de agaves, ii) No declarar el contenido de azúcares de Agave del que están elaborados, aunque sean 100% Agave, iii) No producir mezcales tradicionales, típicamente elaborados 100% de Agave y con contenido alcohólico entre 40 y 55%, sino bebidas con menor calidad, y aún peor, iv) No podrán elaborarlas con agaves cultivados en sus propios territorios, si es que están dentro de una DO.

Tal y como ha opinado la Comisión Federal de Competencia (COFECO), las medidas propuestas representan ventajas exclusivas a favor de los productores de las DO que resultarían contrarias al proceso de competencia y libre concurrencia en el mercado.

PRIMERA OBJECIÓN. Fue elaborado sin consultar a los afectados. Como claramente lo indica la SE, en su elaboración sólo participaron: por la Denominación de Origen (DO) Tequila, la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT); por la DO Mezcal, el Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal (COMERCAM); por la DO Bacanora, el Gobierno del Estado de Sonora, y por la SE La Dirección General de Normas (DGN) y la Procuraduria Federal del Consumidor (PROFECO).

SEGUNDA OBJECIÓN. Engaño al consumidor y violación de sus derechos fundamentales. El Tequila, el Mezcal y el Bacanora que se produce en sus DO NO son las únicas bebidas elaboradas de agaves. La palabra Agave NO es un signo distintivo de las bebidas bajo DO. Agave es un término científico que designa al grupo de plantas que en español mexicano llamamos magueyes. Incluye 200 especies. De éstas, por lo menos 39 son usadas para elaborar mezcales tradicionales en 24 estados de la república, desde hace por lo menos 400 años. Mezcal, nombre tradicional de todas estas bebidas, incluyendo al Tequila, viene del Náhuatl y significa maguey cocido, en clara referencia a que se elaboran a partir de los tallos y bases de las hojas cocidas. La DO Mezcal (DOM) solo protege explícitamente a cinco especies en siete estados de la república. Desde sus inicios se planteó como una denominación excluyente que no refleja la realidad histórico-cultural de los mezcales. En los otros 17 estados, los productores no pueden llamar comercialmente mezcal a sus mezcales.

La NOM-186 pretende obligar a los productores de mezcales tradicionales, que ya injustamente no pueden usar la palabra mezcal, a: 1) Etiquetar sus mezcales como “Aguardientes o Destilados de agavácea”, 2) No declarar el contenido de azúcares de Agave del que están elaborados.

Aclaremos que el género Agave, que incluye a todas las especies de magueyes, pertenece, a su vez, a una familia botánica llamada Agavaceae, que incluye a otros 8 géneros de plantas y a otras 100 especies. Así, la NOM-186 obliga a los productores a dar una información general en lugar de una específica. Si su objetivo declarado es normar para “dar información veraz al consumidor”, ¿Por qué no permitir que los productores de mezcal, fuera de la DO, informen al consumidor de qué especie de Agave lo elaboraron y el porcentaje de azúcares de Agave que usaron?

Con estas medidas, el consumidor no podría comparar objetivamente la calidad de los mezcales artesanales con los de las DO, y no podría tomar una decisión informada de compra. Esto se agudiza porque la NOM de Tequila no obliga a que los “tequilas mixtos” informen explícitamente al consumidor que están hechos sólo con un 51% de azúcares de agaves, ni a que declaren la materia prima de donde proviene el otro 49% del alcohol. Así, por ejemplo, un mezcal 100% de Agave inaequidens de Michoacán, o un mezcal 100% de Agave angustifolia de Jalisco, elaborados bajo centenarias normas tradicionales, llegarían al consumidor (si los dejaran producirlo), con la etiqueta “Destilado de agavácea” y sin especificación del porcentaje de azúcares de Agave que contiene. El consumidor no podría saber que son bebidas de calidad muy superior a un “tequila mixto” o “tequila-ron”.

Cientos de estos productores ya fueron excluidos de la DO Mezcal (DOM). Comercialmente no pueden llamar mezcal a sus mezcales, aunque sea el nombre que con toda legitimidad y derecho histórico deberían usar. Esa limitación es una barrera para comercializar sus bebidas, pues tienen que llamarlas aguardientes o destilados de Agave, no pudiéndole transmitir al consumidor, a través del concepto MEZCAL, la gran tradición que hay detrás de su producto. Las barreras ya existentes para su comercialización se agrandarán si no pueden decir al consumidor que están elaborados de Agave, y que los hicieron en un 100% con azúcares de estas plantas.

Además de violar los derechos del consumidor, esto significaría, claramente, una fuerte barrera a la comercialización de los mezcales artesanales, excluyendo, hasta su desaparición, a cientos de productores de mezcales artesanales tradicionales del mercado de las bebidas alcohólicas

Consideramos que existen metodologías de simple utilización para identificar las bebidas que no son 100% agave, es la hora oportuna de usarlas y defender al consumidor.

TERCERA OBJECIÓN. Exclusión de cientos de productores de mezcales artesanales tradicionales del mercado de bebidas alcohólicas.

Por si las dos medidas mencionadas antes fueran poco, la NOM-186 también pretende obligar a los productores de mezcales tradicionales, a: 3) No producir mezcales con las especificaciones tradicionales, que son 100% de Agave, sin añadir otros azúcares que no sean los que se acumulan lentamente en la planta, y con contenido alcohólico entre 40 y 55%, sino que los obliga a producir bebidas con especificaciones de menor calidad, que no puedan competir con las de las DO (si fueran 100% Agave, tendrían que tener un contenido alcohólico inferior al 35%, y si tuvieran un contenido alcohólico superior al 35% no podrían tener más del 51% de azúcares de Agave); y todavía peor, los obliga a 4) No elaborarlas con agaves cultivados en sus propios territorios, si es que están dentro de una DO.

Las dos medidas anteriores, llevarían, definitivamente, a la desaparición de los mezcales tradicionales, de la fuente de trabajo de cientos de productores, y de la diversidad de plantas de las que se elaboran.

Esto significa, por sólo citar los ejemplos de Jalisco y Michoacán, que los productores de mezcales tradicionales de Jalisco y Michoacán, que están en la DO Tequila pero no en la DOM, ya no podrán cultivar las más de 10 especies (diferentes de Agave tequilana var. azul), con las que han elaborado mezcales por 400 años, y desaparecerán las decenas de variedades locales que han seleccionado, eliminándose la tradición y el germoplasma de los que surgió el mismísimo Tequila.

Coincidimos plenamente con la opinión de la Comisión Federal de Competencia (COFECO) de que las medidas propuestas por el IMPI y la SE representan ventajas exclusivas a favor de los productores de las DO, que resultarían contrarias al proceso de competencia y libre concurrencia en el mercado. Estamos hablando de dejar sin fuentes de trabajo a cientos de productores de municipios de alta marginación y alto índice de emigración y de vulnerar el Artículo 5º de nuestra Constitución, que señala que a nadie se le podrá impedir que se dedique a un trabajo lícito.

CUARTA OBJECIÓN. La destrucción de una parte del patrimonio biológico y cultural de los mexicanos. Los mezcales artesanales forman parte de nuestra cultura alimentaria tradicional. La evidencia científica indica que en México nos hemos alimentado de cabezas de agaves cocidos desde hace 11,000 años. Con base en esa tradición, desarrollamos mieles y bebidas fermentadas de los jugos de sus cabezas, y a partir de ahí, desarrollamos, quizás desde épocas prehispánicas, la destilación de los fermentos, naciendo la tradición de los mezcales. Algunas variantes son silvestres, y muchas de ellas han sido cultivadas y diferenciadas por la milenaria selección humana de los diversos pueblos nativos de México. El Convenio Sobre Diversidad Biológica y la Convención para la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial que México firmó, nos obligan a su conservación.

La COFEMER ha instado a los proponentes a considerar la opinión de los sectores que serían afectados. Es necesaria una reunión, a nivel nacional, de productores, comercializadores, consumidores, organizaciones civiles, académicos y autoridades (SE, PROFECO, DGN, FONART, SEDESOL, CONABIO, SAGARPA, etc) para discutir el mejor marco legal que podría asegurar la libre competencia entre las bebidas destiladas de Agave, protegidas o no por las DO, asegurando los derechos del consumidor, la fuente de trabajo de cientos de familias, así como el germoplasma y la cultura de los mezcales tradicionales de los pueblos de México.

Por todo lo anterior, solicitamos, de la manera más atenta, que no se apruebe la NOM-186 propuesta por la Secretaría de Economía.

Muy atentamente,

Responsables de la carta:

Académicos

Dra. Patricia Colunga GM. Profesora-Investigadora Titular C. Centro de Investigación Científica de Yucatán. Investigadora Nacional SNI 2. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. Miembro de la Red de Agaváceas (SINAREFI-SAGARPA).

Dra. M. Guadalupe Rodríguez Gómez, Profesora-investigadora Titular C, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, Investigadora Nacional SNI 3. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

Organizaciones sociales

Alejandro Calvillo. Director. El Poder del Consumidor AC. Miembro de Consumers International.

Biól. Catarina Illsley G. Grupo de Estudios Ambientales GEA. Kleinhans Fellowship por trabajo con agaves.

David Suro-Piñera. Presidente. Tequila Interchange Project

1 Los firmantes somos investigadores, académicos, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones campesinas, funcionarios públicos y expertos en diferentes aspectos del conocimiento científico y de la utilización de los agaves, o en general del patrimonio biológico y cultural de México. Algunos somos productores y comercializadores. Todos, junto con el pueblo de México, seremos directamente afectados si se acepta esta NOM. En esta carta se exponen las bases científicas, reconocidas nacional e internacionalmente de nuestra oposición, todas.

2 Ley Federal del Consumidor. Articulo 1 inciso III.

3 Convenio Sobre Diversidad Biológica y Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial 

 #  NOMBRE CAMPO DE ESTUDIOINSTITUCION POSICION Y PREMIOSPAIS
1. David Alejandro Correa Holguín, MSc.Conservacion y aprovechamiento de recursos naturalesInstituto Politécnico NacionalEstudiante investigador México
2. Oliva López Arellano, PhD.Salud ColectivaUniversidad Autónoma MetropolitanaProfesora-investigadora Titular. SNI México
3. Luis Mochan Backal, PhD.FísicaICF-UNAMSNI III, PUN, Dunja, Premio AIC (AMC), Medalla AIC, Presea TlacaelelMéxico
4. Octavio dario Barahona Echeverría, BSc.MatemáticasMedalla Lázaro Cárdenas al mejor promedio de la maestría en el Instituto Politécnico NacionalMéxico
5. Elisa Domínguez Hüttinger, MSc.Biología en sistemasImperial College LondonEstudiante de PhD en BioingieneriaReino Unido
6. Francisco Molina Freaner, PhD.EcologíaInstituto de Ecología UNAMMéxico
7. RUBEN GARRIDO, PhD.RobóticaCINVESTAVSNI IMéxico
8. Alfonso Luis Orozco Corral, PhD.AgroecologiaGrupo La NorteñitaPremio CONACYT-RETAC 2011. Premio SEMARNAT-COPARMEX 2010. Premio PHI-UNESCO 2009México
9. Luis Carlos Ordóñez López, PhD.Energía RenovableCentro de Investigación Científica de YucatánProfesor InvestigadorMéxico
10. Jorge Schondube, PhD.EcologíaCIEcoInvestigador Titular B, SNI IIMéxico
11. Francisco Leyva Gómez, M. C.Investigador agrícola y EmpresarioGrupo Multidisciplinario en Agricultura Sostenible S. C.Investigador en Agricultura Orgánica. Premio y Diploma de reconocimiento por las aportaciones tecnologicas en Guerrero por parte del Sr. Gobernador en el 2000.México
12. Edgar Javier Gonzalez Gaudiano, PhD.Educacion ambientalUniversidad VeracruzanaMéxico
13. Jorge Covarrubias Prieto , PhD.Producción y Tecnología de SemillasIntituto Tecnológico de RoqueProfesor-InvestigadorMéxico
14. Octavio Miramontes Vidal, PhD.BiocomplejidadInstituto de FísicaInvestigador Titular, SNI II, Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, Premio 2004 Jorge Lomnitz en Dinámica No Lineal. México
15. Diego Rafael Pérez Salicrup, PhD.EcologíaUniversidad Nacional Autónoma de MéxicoInvestigador TitularMéxico
16. Luis Medrano González, PhD.BiologíaUniversidad Nacional Autónoma de MéxicoMéxico
17. José Raúl García Barrios, PhD.Economía y Etica AmbientalUNAMInvestigador Titular, SNI IIMéxico
18. Alejandro Vásquez Arzola, PhD.FísicaInstitute of Scientific Instruments of the ACSRInvestigador posdoctoralRepública Checa
19. Marisol Anglés Hernández, PhD.Derecho AmbientalInstituto de Investigaciones JurídicasAcadémicaMéxico
20. Leonardo Ernesto Márquez Mireles, PhD.Antropología culturalCCSyH de la UASLPProfesor invetigador SNI IMéxico

Primero | Página 1/12 | Siguiente | Último

  

- PROYECTO DE NORMA OFICIAL MEXICANA
- MIR DE ALTO IMPACTO