Nodo Morelos | Informe

Luis Tamayo

 

Resumen

Durante el 2015 y el 2016, la UCCS Morelos realizó tres actividades interinstitucionales, las dos primeras en colaboración del el Centro de Estudios de la Complejidad del Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos (CIDHEM) y la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología estatal y la última en coordinación con El Colegio de Morelos. 

 

1. Ciclo de Conferencias El Ártico en Morelos 

El 16 de julio del 2015 se realizó, organizado por las Unidades de Estudios de la Complejidad y de la Gobernanza y Cooperación territorial del CIDHEM, así como por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (Capítulo Morelos), la primera conferencia del Ciclo “El Ártico en Morelos. Consecuencias de la metanización de la atmósfera”.

En la primera conferencia −inaugurada por el Dr. Jorge Martínez Ruiz, Director General de Cambio climático de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de nuestro estado− el Dr. Antonio Sarmiento Galán, investigador del Instituto de Matemáticas de la UNAM campus Morelos, presentó una lectura muy cuidadosa de una tesis clave del Quinto Informe Anual (AR5) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC): la enorme importancia que tiene, si deseamos seguir conservando un planeta tierra que presente las condiciones correctas para el florecimiento de nuestra civilización, la reducción total de las emisiones de bióxido de carbono (CO2) derivadas de la quema de combustibles fósiles −y otras actividades como la desaforada cría de ganado vacuno− antes del año 2050.

Contrariamente a lo que sostuvo el Grupo de los Siete países mas industrializados de la tierra (G7) en junio pasado, no estabilizaremos la temperatura de la tierra simplemente “estabilizando las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI)”. En su presentación el Dr. Sarmiento denunció que el G7 está pretendiendo engañar a la ciudadanía tergiversando los datos del AR5 del IPCC pues plantea, en primer lugar, que el objetivo es reducir apenas el 50% del CO2 hasta el 2070 y, en segundo lugar, que el metano y el óxido nitroso son “equivalentes” al CO2 (lo cual es una mentira pues la permanencia del CO2 en la atmósfera es muchísimo más larga).

El AR5 del IPCC indica que el bióxido de carbono permanece en la atmósfera ¡durante siglos! Luego de 500 años sigue conservando el 30% de su dañino efecto sobrecalentador de la atmósfera.

Es por esa razón que es fundamental reducir drásticamente las emisiones antropogénicas de CO2… y el Dr. Sarmiento no se refirió a las fuentes bióticas (pues con justa razón el Dr. Fabio Manzini, en su comentario a su conferencia, le recordó que sólo por el hecho de respirar todos exhalamos CO2) sino a las emisiones provenientes de la industria, de las plantas generadoras de energía a partir de carbón e hidrocarburos, de nuestros autos y camiones y, finalmente, de ese metano que se convierte en CO2 cuando se encuentra en un ambiente rico en Oxígeno (como nuestra atmósfera, la cual es casi un 20% oxígeno).

Dos terceras partes del CO2 que actualmente se emite en la tierra proviene de la quema de combustibles fósiles.

La cría de ganado vacuno para la producción de carne es también muy dañina pues los rumiantes en su proceso digestivo emiten cantidades enormes de metano, el cual reacciona en un ambiente rico en oxígeno produciendo CO2 y vapor de agua. Los cálculos indican que el gusto humano por las hamburguesas y la carne de vaca es tan responsable del calentamiento global ¡como todos los autos juntos! Y todo para adquirir un producto, la carne, para el cual nuestro tracto digestivo no está diseñado (nuestro sistema digestivo es de herbívoro, no de carnívoro) y sólo nos enferma a la larga.

Si la humanidad no inicia ya la reconversión energética (produciendo nuestra energía con fuentes renovables: sol, viento, mareas); la transformación en la movilidad (donde el transporte sea mediante trenes eléctricos y bicicletas); el cambio en los patrones de consumo (reduciendo el consumismo y la vergonzosa práctica de “comprar y tirar”) y el cambio del modelo económico por uno biomimético (donde los ciclos de materiales no sean lineales y produzcan, por ende, una cantidad tan grande de “externalidades” sino por uno cíclico, como el de la naturaleza donde no existe la “basura” pues todo es reciclable) difícilmente logrará sobrevivir la civilización humana más allá del año 2100.

Debemos detener el consumismo y aplicar contra las grandes corporaciones ecocidas lo que la semana pasada denominamos, siguiendo las tesis de Susan George, la “Estrategia Drácula”: mostrar abiertamente las corruptelas que las corporaciones realizan con innumerables gobiernos para que aquellos que las enriquecemos, los ciudadanos, finalmente nos deshagamos de ellas y de sus dañinos productos.

Denunciar a las corporaciones es clave para lograr, como indicó claramente el Dr. Sarmiento en su conferencia, que la humanidad detenga completamente para el 2050 las emisiones antes señaladas de CO2.

De lograrlo depende, permítanme reiterarlo, la prevalencia de un planeta tierra con las condiciones correctas para la existencia de la vida humana así como de innumerables ecosistemas que ahora nos son preciosos.

El jueves 23 de agosto del 2015 se realizó, al interior del Ciclo de Conferencias “El Ártico en Morelos. Consecuencias de la metanización de la atmósfera”, organizado por las Unidades de Estudios de la Complejidad y de la Gobernanza y Cooperación territorial del CIDHEM, así como por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (Capítulo Morelos), la conferencia: “Retos, costos y dilemas de México y Morelos ante el cambio climático” dictada por el Mtro. Jürgen Hoth. El comentario final estuvo a cargo del Mtro. Fernando Jaramillo.

En dicha conferencia del Mtro. Hoth inicialmente planteó la complicada deforestación y defaunación que existe en México para, acto seguido, recordarnos que en el eje neovolcánico contamos con muchas especies endémicas, que la Sierra del norte de Cuernavaca es de una enorme riqueza y por ello es una zona prioritaria de conservación.

Para lograrlo, indicó, es menester establecer una mayor vinculación entre las diversas Áreas Naturales Protegidas (ANP) existentes al interior de aquello que los antiguos mesoamericanos denominaron como el Bosque de agua (el cual rodea por tres costados a la Ciudad de México).

En dicha región, indicó la estación meteorológica de Tacubaya, del año 1900 al 2000 la temperatura promedio aumentó 1.6 grados centígrados y si bien llueve un poco mas, lo hace cada vez en menos tiempo. Ello conduce a que la función de retención de agua del bosque se cumpla con mayor dificultad.

El Mtro. Hoth nos informó también que los glaciares del volcán Popocatépetl no existen desde el 2000 y los que le quedan al Iztaccíhuatl desaparecerán en 2023.

Acto seguido la conferencia se refirió a un problema que actualmente sufren los bosques de México: la enorme cantidad de “tinas ciegas” (o “zanjas trinchera”) que se excavan en ellos (aproximadamente 250 tinas ciegas por hectárea, lo cual se traduce en 100 toneladas de azolve y 7 toneladas de Gases de Efecto Invernadero, GEI).

Las tinas ciegas son unas excavaciones de 2 metros de largo por 40 cms de ancho y otros cuarenta de profundidad, que conocemos todos los que caminamos los bosques de México.

Dichas tinas ciegas, indica el estudio de Helena Cotler, Silke Cram, Sergio Martínez y Verónica Bunge: “Evaluación de prácticas de conservación de suelos en México: caso de las zanjas trinchera” (Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía de la UNAM, 17.03.2015), fueron ideadas como una práctica de conservación de suelos desde hace varias décadas y su práctica se ha extendido a prácticamente todos los bosques del país. Desgraciadamente dicha práctica no sólo ha resultado ineficaz para su objetivo sino que sólo ha favorecido la erosión del suelo, la pérdida de carbono orgánico de los mismos y la disminución de la infiltración del agua pluvial. En su conclusión, el estudio antes referido indica: “las zanjas trinchera no mejoran la calidad de los suelos, por ende no lo conservan. Su implementación debe hacerse de manera acotada y puntual en ambientes áridos y semiáridos, con suelos superficiales, erosionados, con muy poca materia orgánica. Utilizarla sin consideración de las características ambientales y sociales conlleva a una degradación de la calidad de los suelos, que es justamente lo que se quiere revertir”.

Asimismo, como cada tina ciega expone de 300 a 500 kg de tierra se produce una gran cantidad de azolve.

El carbono expuesto, asimismo, se libera a la atmósfera (por hectárea, como antes señalamos, libera de ¡7 a 8 ton de carbono!). Según informes de la CONANP, del 2007 al 2012, gracias al programa de empleo temporal, se excavaron en México 327 mil m3 de tierra, lo cual equivale a 47,000 camiones de volteo. Y todo eso produjo 23,000 ton de GEI.

Las tinas ciegas pretenden, asimismo, que crezcan bosques en zonas de zacatonal, como si la zona de pastizal subalpino no fuese importante. De hecho, indicó el Mtro. Hoth, la región de pastizal es mucho mejor para la recarga de acuífero que el bosque de coníferas.

En la región del Parque Izta popo, la cual forma parte también de Bosque de Agua, el espacio se ha dividido entre las corporaciones que lo administran: Volkswagen, Televisa, Bimbo y el Grupo modelo.

Y El plan hídrico nacional plantea excavar ¡cientos de miles de tinas ciegas! La empresa Coca cola, en la región a su cargo, lleva excavadas 162,000 tinas ciegas. Y quizás lo más vergonzoso es que esa devastación ha sido hecha bajo el cobijo de un Consejo asesor que está conformado no sólo por los representantes de las corporaciones antes referidas sino por científicos de la talla de Mario Molina, Omar Vidal, Exequiel Ezcurra y Guillermo Soberón, entre otros. Todo parece indicar que dicho Consejo asesor no realizó correctamente su función.

Nuestros bosque ahora requieren que se tapen las tinas ciegas pues ellas inducen erosión, liberan GEI, afectan zonas vulnerables, aceleran la extinción de especies endémicas y homogenizan el paisaje.

Afortunadamente ya se ha logrado que se interrumpa la excavación de tinas ciegas en el eje neovolcánico, pero debemos hacer que se extienda la veda a todo el país. No se deben excavar las tinas ciegas sin antes contar con un buen estudio que demuestre su eficiencia… y eso debe hacerse región por región.

En su comentario, el Mtro Fernando Jaramillo señaló que casi el 80% de los suelos de Morelos están en proceso de erosión, lo cual es grave pues son los suelos los que sustentan los ecosistemas y la agricultura. Indicó que al perder nuestros suelos estamos hipotecando el futuro de nuestro Estado.

Para el Mtro. Jaramillo, necesitamos que la sociedad toda se involucre en el cuidado de nuestros suelos y para ello necesitamos gestionar que la academia participe en los Consejos consultivos.

Ciertamente en Morelos no nos haría mal contar con un Instituto como el fundado por Wes Jackson (el Land Institute) en Kansas). Como bien indica Jackson, si queremos contar con una agricultura verdaderamente sustentable es necesario mirar hacia las plantas perennes, esas que no requieren labranza y cuidan el mantillo.

Sería maravilloso que los Centros de investigación agrícola de México apuntasen en la dirección del hallazgo de las plantas perennes correctas para cada ecosistema, las cuales pudiesen ser cuidadas en policultivos de parcelas mixtas, tal y como enseñan Bill Mollison, Masanobu Fukuoka, Wes Jackson y Janine Benyus. Tal agricultura nos permitiría alimentarnos de manera sana y, si destinamos los productos del campo no al consumo del contaminante ganado sino al humano, lograremos alimentar a una cantidad mucho mayor de seres humanos.

La conferencia final del Ciclo “El Ártico en Morelos” la realizó la bióloga Evelyn Aron.

 


2. Ciclo de Conferencias Diálogos entre las ciencias y las humanidades

Seminario interinstitucional

Diálogos entre las ciencias y las humanidades

 

Argumento 

El mundo pasa por una época muy complicada y los ciudadanos de nuestro país no estamos logrando hacer la tarea que nos corresponde. Es para casi todo el mundo científico evidente que actualmente se aprecia un desajuste climático, que desaparecen de manera acelerada innumerables especies de la tierra y el mar (el 53% de los animales respecto a épocas preindustriales según el informe 2014 de la World Wildlife Fund), que se agotan muchos de los recursos de la tierra (marcando eso que William Catton denomina “el fin de la era de la exuberancia”) y que modelo socioeconómico del mundo globalizado no ha resultado el mejor para nuestro país.

Los retos que enfrenta la humanidad son mayúsculos y resolver los problemas implica el acuerdo de nuestras mejores voces. Para abundar en la discusión se establece este seminario donde, quincenalmente, serán convocados un científico y un humanista a iniciar una discusión sobre los diversos retos antes indicados que, posteriormente, esperamos retomen los ciudadanos asistentes al seminario, el cual estará abierto a todo público.

 

Fechas: Primer y tercer jueves de cada mes.

Horario: 17-19 hrs.

Inicio: 17 de septiembre de 2015.

Sede: Auditorio del Museo de Ciencias de Morelos
Av. Atlacomulco s/n, Acapatzingo, Cuernavaca, Morelos

Coordinador: Dr. Luis Tamayo, Coordinador de la Unidad de Estudios de la Complejidad, CIDHEM. E-mail: tamayo58@gmail.com

Instituciones convocantes: Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), UEC/CIDHEM,

Coorganizadores: IM UNAM; CCC UNAM, UCCS, IPAG UBO, SDS, SICyT, SE, TIP, SCM

 


3. Diplomado Desafíos de la sociedad contemporánea.

El Colegio de Morelos 

Centro de Estudios de la Complejidad   

Diplomado 

Desafíos de la sociedad contemporánea

 

Argumento

El clima se ha vuelto loco. Al inicio de la primavera un frío glacial recorre la República mexicana. Las nevadas obligan a cerrar el 8 de marzo ¡la carretera México-Cuernavaca! Los fuertes vientos derriban cientos de espectaculares y se agravan las enfermedades respiratorias de aquellos cuyo sistema inmunológico estaba debilitado a causa de las nuevas formas de influenza. En las regiones más septentrionales de la tierra, el derretimiento del Ártico se agrava y los escapes de metano existentes en dicha región arrojan gigatoneladas del gas ocasionando el incremento de la temperatura de la tierra y haciendo que esa región haya aumentado su temperatura, respecto a épocas preindustriales, ¡en más de 3 grados centígrados! En menos de 200 años la humanidad se multiplicó por siete. Y la sobreoferta de mano de obra derivada de ello es aprovechada por las grandes corporaciones para someter a sindicatos y demás organizaciones ciudadanas. Los derechos humanos caen en picada. Y somos los ciudadanos, los que hacemos el juego a las grandes corporaciones al adquirir sus, en su gran mayoría, nefandos productos. Los países en vías de desarrollo se empobrecen como consecuencia de abrir sus puertas al mercado internacional pues sus anticuados procesos productivos los hacen ineficientes. Y, como consecuencia, los capitales se desplazan de las naciones pobres hacia las ricas, incrementando la desigualdad.

Las “Conferencias de las partes” (COP) de Copenhague, Cancún, Paris y demás, se revelan una fuente más de frustración pues en ellas los presidentes y cancilleres se llenan la boca de buenos propósitos para mitigar el desarreglo climático, pero al volver a sus naciones son incapaces de cumplir sus promesas, pues en ellas los verdaderos dueños de las mismas (las grandes corporaciones) los obligan a retractarse y quedar como simples payasos… o engañabobos.

Afortunadamente eso no genera problema a casi nadie pues la enorme mayoría de la humanidad se encuentra mucho más preocupada por el resultado del partido de futbol o por lo que ocurre en su serie televisiva favorita. El procedimiento de estupidización generalizada que han instalado los mass media electrónicos ha sido maravillosamente eficaz. Los dueños del mundo se dieron cuenta de que bastaba con sobrecargar de estímulos audiovisuales e historias gastadas a los televidentes o a los adictos a los gadgets para que decidan de manera voluntaria recluirse en sus propios hogares convertidos en cárceles y aceptando comer alimentos chatarra, llenos de sustancias nocivas para la salud.

El mundo presenta ahora innumerables problemas de una gran complejidad y es por ello necesario asumirlos de manera transdisciplinar. Estudiar estos problemas al mejor nivel y con el máximo compromiso será el objetivo de este diplomado.

Temario

Sábado 21 de mayo

Inauguración: Dra. Brenda Valderrama (SICyT), Dr. Topiltzin Contreras (SDS), Srio. Beatríz Ramírez (SE).

Dr. Alejandro Frank (CCC UNAM): Introducción a los estudios de la complejidad

Discusión: Dr. Edmundo Calva (IBt UNAM), Dr. Luis Tamayo (ColMor)

Mitigación y adaptación al Calentamiento Global Antropogénico: Dr. Antonio Sarmiento (IM UNAM), Dr. Jorge Martínez (SDS), Lic. Verónica Martínez (ICTSGEM).

 

Sábado 18 de junio

Basura y movilidad

Un mundo de basura. Dr. Fabio Manzini (IER UNAM), Biol. Noé Nañez (SDS), Mtro. Ernesto Salvador Cobos (SDS). 

La crisis de la movilidad urbana: Dra. Claudia Scheinbaum (II UNAM), Dr. Antonio Sarmiento (IM UNAM), Dr. Luis Mochan (IF UNAM), Dr. Luis Tamayo (ColMor), Srio. Jorge Messeguer (SMyT)

 

Sábado 9 de julio

Dilemas de la alimentación humana: ¿OGM o agricultura orgánica?

Dra. Elena Alvarez Buylla, Inv IBt, Dr. Germán Iván Martínez (ENT), SEDAGRO.

El riesgo de comer: BPA, Aspartame, Ciclamatos, Azúcar. Dr. Horacio Riojas (INSP), SSalud.

 

Sábado 3 de septiembre

La crisis de los recursos vitales: agua y energía

Situación energética de México. Dr. Manuel Martínez Fernández (IER UNAM), Dr. Antonio del Río (IER UNAM), SENER.

La crisis del abasto de agua. Dra. Andrea Bolongaro (ANIDE), Mtro. Jürgen Hoth (CI), Dr. Paul Hersch (INAH), Dra. Lilian González (UAEM), CONAGUA.

 

Sábado 1 de octubre

Educación y desarrollo social

La crisis educativa mexicana. Mtra. Leticia Moreno (ColMor), Mtro. Regis Guenole (ColMor/IPAG UBO), Dr. Miguel Ángel Izquierdo (SE), Dr. Alejandro Pacheco (SEP).

La cuestión indígena: del paternalismo a la cooperación estratégica. Dr. Raúl García Barrios (CRIM UNAM), Dra. Herlinda Suárez (CRIM UNAM), Dra. Laura Bensasson (ColMor), Gabriel Tun/Carmen Bahena (Tierra Madre AC), CDI, SEDESOL.

 

Sábado 4 de noviembre

Biodiversidad, ordenamiento territorial e innovación

Dr. Valentino Sorani (UAEM), Mtro. Fernando Jaramillo (CCEDS), Dr. Topiltzin Contreras (SDS).

La Innovación como herramienta. Dra. Karla Cedano (InnoBa), Lic. Andrés Muñóz (GrynBoiler), Arq. Jorge Ham (Cemitt), Dra. Brenda Valderrama (SICyT).

Horario: 9-15 hrs.

Inicio: 21 de mayo 2016

Sede: La Palapa del Instituto de matemáticas de la UNAM (Campus Chamilpa)

Instituciones convocantes: El Colegio de Morelos, Instituto de Matemáticas de la UNAM; Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), IPAG UBO, SDS, SICyT, SE, Taller de Investigaciones Psicoanalíticas, Seminario de Cultura Mexicana, corresponsalía Morelos.

|