Estudio sobre toxicidad de maíz no inferirá en proceso de liberación comercial

El representante del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) ante la Comisión Nacional de Bioseguridad (Combio), Santiago Bertoni, señaló que la investigación sobre la toxicidad del maíz transgénico NK 603 de la multinacional Monsanto realizado en Francia es aislado y criticado por otros sectores de la sociedad científica, por lo que no inferirá en el proceso de liberación comercial de esta semilla en Paraguay.

Bertoni refirió que las instituciones que trabajan en la evaluación del maíz Nk 603 para su liberación comercial se basan en investigaciones oficiales, como de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y no en estudios aislados como el del bioquímico francés Gilles-Eric Séralini.

Agregó que el método estadístico de Selarini es muy criticado y que no explica el estudio que resultó con ratas enfermas a causa de los componentes del organismo genéticamente modificado.

Actualmente el maíz transgénico NK603 de la multinacional Monsanto debe ser dictaminado por el ministro de Salud, Antonio Arbo, para luego ser remitido al MAG para su consentimiento y posteriormente poder ser liberado comercialmente, al igual que los eventos BT11 de la compañía Syngenta, el maíz TC1507 de Agrotec S.A y Dow Agrosciences Paraguay S. A., y el MON810 de Monsanto.

Para el técnico del Instituto Nacional de Biotecnología Agraria (INBIO), Julio González, ya es tarde para la comercialización de estos maíces, teniendo en cuenta que la siembra debió iniciar en septiembre para una optima cosecha, ya que depende de varios factores como temperatura y humedad.

No obstante en caso de que se libere podrán utilizarse para la entre zafra entre enero y febrero del 2013.

Publicado en: La Nación (Paraguay)