Oaxaca, cuna del maíz y su lucha contra los transgénicos

Como Martha Duhne Backhauss lo reseña en su artículo "Maíz transgénico en México" publicado en la revista de divulgación científica Cómo ves, fue en el año 2001 que se informó de la propagación de maíz genéticamente modificado importado de los Estados Unidos, en los valles elevados del estado de Oaxaca, lo que desató una controversia en torno al uso de transgénicos.

Más adelante, señala, en el 2002, representantes de la sociedad civil mexicana, organizaciones internacionales y grupos de campesinos de Oaxaca solicitaron a la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte, la CCA, iniciar un estudio independiente para analizar los efectos del maíz transgénico en algunas regiones de México.

En el 2014, tras la protesta en la que el artista y activista Francisco Toledo salió a la calle acompañado de otros intelectuales como Jesusa Rodríguez y Rubén Albarrán, así como activistas de diferentes organizaciones el tema reventó y sigue vigente con la campaña que encabeza el pintor juchiteco, en contra del maíz transgénico y la recaudación de firmas que se anexarán a un documento dirigido al Presidente de la República Mexicana.

Hace unos días el pintor hizo campaña desde la estación del metro Zapata, en la Ciudad de México con la intención de recabar firmas para esta campaña, de la que se mantienen mesas informativas en varios espacios culturales, como el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO).

Importaciones transgénicas

La CCA fue creada por Canadá, los Estados Unidos y México en 1994, con la misión de “contribuir a la conservación, protección y mejoramiento del medio ambiente de América del Norte a través de la cooperación y la participación ciudadana”. La Comisión dio a conocer un informe con los resultados de sus investigaciones el ocho de noviembre de 2004, en las que participó, entre otros, el Grupo Asesor de Maíz y Biodiversidad, presidido por el doctor José Sarukhán.

Según datos de Duhne Backhauss, en primer lugar, en el informe se calcula que las importaciones mexicanas de maíz estadounidense son transgénicas en una proporción de 25 a 30%. En los Estados Unidos no se etiquetan ni se separan las cosechas de maíz transgénico, sino que éste se mezcla con granos no transgénicos y así se exporta. El informe también asegura que no cabe duda de que los transgenes ya están presentes en el maíz mexicano y se propagarán.

Advierte que algunos campesinos quizá ya están plantando experimentalmente granos modificados genéticamente. Como resultado, las plantas pueden polinizar las variedades de maíz que crecen en los alrededores. Cualquiera de los genes transferidos de esta manera puede persistir indefinidamente, así sea benéfico o inocuo, y su remoción “será muy difícil, de hecho puede ser imMaíz transgénico en México posible”, dice el informe. Existen dos variedades de maíz transgénico que poseen dos rasgos genéticamete modificados: transgenes para la resistencia a larvas de insectos y a herbicidas.

Backhauss concluye que a la fecha no se han registrado efectos negativos ni positivos del maíz transgénico en las plantas y animales que se agrupan o viven en las milpas o en parcelas, y tampoco existe evidencia de que el maíz transgénico represente una amenaza para la salud animal o humana.

Sin embargo, el informe concluye que es urgente realizar investigaciones en este sentido. Y también advierte que es necesario tomar acciones inmediatas para conservar la diversidad genética de las variedades mexicanas del maíz. Entre otras acciones, se recomienda que el maíz transgénico importado sea etiquetado y molido en el punto de entrada del país para evitar que los genes continúen pasando a las variedades nativas.

Garantizar derechos culturales, de alimentación y salud

Es así que el año pasado, diversos representantes de organizaciones civiles, encabezados por Francisco Toledo, pidieron tanto al Gobierno Estatal y Federal, garantizar los derechos culturales, a la alimentación y a la salud, argumentando que Oaxaca es la cuna del maíz, tal como lo indica la evidencia arqueológica encontrada a escasos 35 kilómetros de la ciudad, donde fueron encontrados los vestigios más tempranos de maíz; así como la mayor diversidad genética registrada de maíces de todo el continente.

Además de ello, han manifestado, los pueblos en Oaxaca le profesan un amor desmedido al maíz. Hay que recordar que las manifestaciones en contra del maíz transgénico se han enunciado desde el IAGO.

Ahí han convergido diversos activistas y especialistas, como Alejandro de Ávila, director del Jardín Etnobotánico, quien apuntó que Oaxaca es el epicentro del maíz. El especialista habló a nombre del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (Pro-Oax) y a nombre del nodo de la UCCS en Oaxaca.

Adelita San Vicente, directora de la Fundación Semillas de Vida y representante de la demanda colectiva moderó la charla informativa que convoca a hacer una revisión de la situación del maíz transgénico en México.

"México enfrenta una grave crisis alimentaria y de salud, que Rosario Robles llama hambre. Pronto llegará a los extremos insostenibles en precios de alimentos. El Gobierno mexicano, con importación de maíz y autorizaciones, da un grave golpe a los agricultores y a los mexicanos que se alimentan de maíz."

Riesgos en torno a los transgénicos

El doctor Antonio Turret, presidente de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) ha manifestado los riesgos científicos en torno a los transgénicos. Informó que la introducción de maíz transgénico a México tiene la intención de adueñarse del mercado de semillas del país, lo cual les significaría ventas de mil 200 millones de dólares al año.

"México es el centro de origen y el principal reservorio genético que tiene la especie de maíz en el mundo, en el país hay suficiente variabilidad en los maíces nativos, para enfrentar los cambios climáticos hacia la historia y prehistoria, ya que estos maíces y sus ancestros ya se han enfrentado a esos cambios y sabemos que en la memoria genética de los maíces nativos de México están los principios necesarios para protegernos frente a los cambios que vienen por la variación del clima, por eso es necesario defenderlos e impedir que se adueñen de nuestra diversidad y vendérnosla a nosotros mismos, pero contaminada."

En un documento divulgado por la UCCS sobre el libro “El maíz en peligro ante los transgénicos. Un análisis integral sobre el caso de México" se recuerda que el territorio de México es cuna del maíz, en él se originó hace varios miles de años por la acción de sus pobladores, y de la mano de ellos, enlazado con su cultura, se fue diversificando, adaptándose a distintas condiciones ambientales, así como a sistemas agrícolas muy variados, al punto de que se le cultiva prácticamente en todo el país y hoy día es la base de la alimentación de la población mexicana.

"Todo México es Centro de Origen y Diversificación de Maíz. La liberación de maíz transgénico en cualquier parte del país causará la acumulación en los maíces nativos mexicanos de transgenes patentados por grandes monopolios. Esto atenta en contra del carácter comunal de los acervos de maíz nativo cuya diversidad depende del manejo campesino."

Señala que la introducción de variedades de maíz transgénico que, con la anuencia del gobierno mexicano, las agroindustrias están impulsando por todos los medios pone en peligro esta invaluable riqueza, ya que se contamina a las variedades nativas, destruyendo su gran diversidad, además de cancelar la soberanía alimentaria del país, dañar el ambiente y la salud de los mexicanos.

Además, los estudios más recientes muestran, ya sin dejar lugar a dudas, que los cultivos transgénicos provocan daños al organismo al igual que los agroquímicos empleados en su cultivo, que además afectan los suelos y los mantos freáticos, y también dan lugar a la aparición de plagas resistentes y super malezas.

El documento concluye en que se deben de prohibir de manera permanente las liberaciones de maíz transgénico al campo mexicano, y evitar que los maíces nativos de nuestro país se sigan contaminando por la venta de maíces híbridos contaminados, la entrada de granos transgénicos viables u otras vías. Se debe de exigir el etiquetado de alimentos elaborados con maíz transgénico y se debe evitar que este llegue a los alimentos de los mexicanos.

Este nuevo libro editado por la UCCS, la UNAM y la Universidad Veracruzana, busca proporcionar los elementos básicos desde la ciencia para comprender la importancia de estas conclusiones para el futuro de México y la necesidad de generar un debate informado en el que participe la sociedad en su conjunto, a fin de que en las decisiones que se tomen prevalezca el bien común y no el interés de unas cuantas empresas y de políticos que se benefician de ello.

El maíz es nuestro alimento básico, corazón de nuestra cultura, y base de la soberanía alimentaria, así como de la agricultura mundial, su cuidado y defensa es tarea de todos los mexicanos. Informarnos es fundamental para lograrlo.

La demanda

René Sánchez Galindo, quién ha impulsado la demanda colectiva, gracias a la cual, desde la sociedad se ha detenido cualquier siembra de maíz transgénico, apuntó que el cinco de julio de 2013 prestaron una demanda 50 científicos, campesinos, apicultores, defensores de derechos humanos, está basada en los hechos de encontrar transgénicos en el campo, principalmente en el estado de Oaxaca, durante la primera década del siglo XXI, hay investigaciones del año 2000 al 2009.

"El maíz y su diversidad son patrimonio nacional y de la humanidad. El 17 de septiembre los tribunales federales ordenaron detener y suspender la siembra de transgénicos del maíz en todo el país, incluyendo Oaxaca. A la fecha tenemos cinco tribunales federales que han ratificado esta decisión, dos juzgados federales, dos tribunales unitarios y un tribunal colegiado. Todos ordenan mantener suspendida la siembra de maíces transgénicos en todo el país, por el tiempo que dure el juicio que entablamos."

El mismo Galindo invitó a Francisco Toledo a que ponga su firma en la demanda, ya que esta será de mucha importancia y los jueces lo pensarán dos veces si se atreven a retirar sus decisiones. Se destacó que el Gobierno Mexicano está pasando por encima de está pasando por encima de la instrucción de poder judicial pues ha publicado tres nuevas solicitudes de permiso en la página de la Sagarpa, lo que significa que está desacatando estas instrucciones, lo cual es muy grave.

Se han recolectado 16 mil firmas hasta ahora. "Estamos defendiendo la comunidad y la calidad de vida de 113 millones de mexicanos. La batalla tiene que darse" pronunció entonces Antonio Turret.

Recordó que entre otras acciones, el Patronato para la Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca, A.C. (ProOax) ha impulsado la difusión de investigaciones sobre la semilla modificada, como fue el folleto titulado "El maíz transgénico en México", con respaldo de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS).

En 15 capítulos denominados píldoras, detalla las principales preguntas en relación al uso y consumo de maíz transgénico, así como las respuestas de acuerdo con la UCCS y sus principales exponentes, como Antonio Turrent, José Antonio Serratos, Alejandro Espinosa y Elena Álvarez-Buylla. Las cinco primeras píldoras plantean preguntas claves como ¿qué es el maíz transgénico?, ¿cómo se inserta un paquete transgénico al maíz?, y ¿cómo se hace?

El dato

El maíz transgénico en México destaca debido a la relevancia de los temas relacionados con el maíz nativo, el cual ha sido identificado como un eje central para la seguridad alimentaria del país por ser básico, ya que el 53 por ciento de la ingesta calórica y el 39 por ciento de la proteínica de la dieta nacional proviene del consumo del maíz.

¿Qué es el maíz transgénico?

Es el maíz al que se le introducen artificialmente características biológicas nuevas provenientes de otras especies de plantas, animales o bacterias, para que adquiera capacidades inusitadas como la resistencia al uso de herbicidas, que la propia planta adquiera la propiedad matar insectos que la atacan o bien, que sus semillas pierdan la propiedad de reproducirse naturalmente, sin no es mediante la intervención de candados químicos. Se trata, entonces, de la creación de nuevas variedades que no existen como tales en la naturaleza, sino que han sido creadas de manera completamente artificial. Para tales cambios los creadores de organismos transgénicos en la actualidad requieren introducir ciertas características también genéticas, llamadas marcadores, que les permitan constatar el logro de sus fines.

Sin embargo, los nuevos organismos transgénicos han estado provocando propiedades indeseadas, sea para los consumidores (como la producción de alergias o la resistencia a antibióticos) o sea para la relación de estos organismos con otras especies de su medio ambiente (provocando la muerte de insectos no deseados o contaminación por polinización de otras especies nativas de maíz).

Cómo afecta a la salud

*Alergias. Muchas de las alergias que hoy en día se diagnostican (hace unos años no había tantas personas con alergia) podrían deberse a las nuevas proteínas introducidas en los alimentos.

Como ejemplo, sirve el caso del Maíz Starkink (2000) comercializado en Los Estados Unidos: se comprobó que se había puesto a la venta para consumo humano sin ser autorizado y que provocó alergias graves.

*Aumenta la ineficacia de los antibióticos. Por contaminación, algunas bacterias adquieren resistencia a los antibióticos de uso común como la amoxicilina.

*Se corre el riesgo de consumir alimentos tóxicos o contaminados. Como consecuencia de los cultivos transgénicos, han aparecido varios tóxicos en alimentos. Este tipo de cultivos por lo general requiere el uso extenso de químicos. Su uso descontrolado ha hecho que aumente la contaminación química de los alimentos.

*Aumenta el riesgo de infertilidad y cáncer. Varios estudios indican que animales de laboratorio alimentados con maíz transgénico tienen problemas de reproducción y desarrollan tumores.

Nota: Los riesgos para la salud de las personas aún no han sido suficientemente estudiados, especialmente los riesgos a largo plazo.