Toledo y UCCS relación cercana que se honrará y dignificará siempre

El 5 de septiembre de 2019, murió el artista plástico Francisco Toledo. La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, se une al duelo de su familia, de sus amigos y de los miles de mexicanos que admiran su obra y sus acciones.

Desde su prestigio como artista reconocido internacionalmente, el maestro Toledo tomó la decisión de unirse a las causas más justas de México. Consideraba, como lo consideramos quienes firmamos el Manifiesto de la UCCS en 2006, que “la situación nacional y mundial está caracterizada por una crisis ambiental y social sin precedentes, una inequidad socioeconómica que no cesa de profundizarse,

un creciente ejercicio del poder mediante la violencia, y una incapacidad para resolver los conflictos sociales de manera racional y pacífica.”

A partir de esa realidad, encabezó la defensa del medio ambiente y del patrimonio cultural de su estado natal Oaxaca, y también se sumó con gran entusiasmo y compromiso a la lucha contra la siembra de maíz transgénico en México, dirigiéndose personalmente al expresidente Enrique Peña Nieto para expresarle sus argumentos y la urgencia de impedirla.

Francisco Toledo también fue activo en la lucha para esclarecer los hechos ocurridos en Atyozinapa que desembocaron en la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural ubicada de esa población, y más recientemente, firmó junto con numerosos intelectuales y científicos, una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que se hacía una sólida reflexión en relación con los costos ambientales que podría tener los megaproyectos llamados uno Tren Maya, y otro, Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec. Reiteró su posición el 12 de febrero de este año, en una carta a la Opinión Pública, respecto de las declaraciones del director de Fondo Nacional de Turismo, que lo llamó “santón de la ecología”, señalando que dicho funcionario parecía no entender “que el planeta está sufriendo un calentamiento global catastrófico porque el “desarrollo” está destruyendo la capacidad del ecosistema global para mantener la estabilidad climática, y que la conservación de las áreas naturales es la mayor esperanza de sobrevivencia.

Respecto de los temas ambientales, y dado que la UCCS se ha propuesto “buscar nuevas formas de vinculación con la sociedad, especialmente con las organizaciones que tienen vocación social y que son promotoras de un manejo sustentable de los recursos naturales y del ambiente”, se estableció una relación cercana con Francisco Toledo, que hizo posible, por ejemplo, la publicación el 2013 de El maíz transgénico en México (en 15 píldoras) versión Oaxaca, elaborada por algunos integrantes de esta Unión, de la que se distribuyeron 50 000 ejemplares especialmente en Oaxaca.

Por todo lo anterior, la UCCS reitera que lamenta profundamente la desaparición física del maestro Toledo, y que continuará involucrada mediante el conocimiento al servicio de la sociedad, en los temas que compartían, en especial, el de la defensa de la preservación del medio ambiente en México. Descanse en paz el maestro Francisco Toledo.