Enrique Leff, El Fuego de la Vida: Heidegger ante la Cuestión Ambiental

El Fuego de la Vida: Heidegger ante la cuestión ambiental es el último de una serie de libros de Enrique Leff que nos refieren de un modo sistemático a los presupuestos científicos y filosóficos de la racionalidad ambiental y a su particular vinculación con la historia de la metafísica occidental atrapada, según lo piensa Heidegger, en una historia del olvido del Ser, pero que según la tesitura de este libro dejó soslayada la cuestión de las condiciones de la Vida. Asimismo, este texto propone una crítica certera al tipo de representación racional ligada a la ciencia moderna cartesiana y a su expresión mecanicista y tecnológica sobre la que reposa una buena parte del actual proceso hegemónico. Esta dinámica ha derivado en una furiosa devastación de la naturaleza viviente que hoy se ha expandido por doquier, y que requiere un planteo hermenéutico radical de la sustentabilidad, tal como lo sintetiza magníficamente el autor: La sustentabilidad es el horizonte en el que se despliega la ontología de la vida. La cuestión ambiental, tal como lo demuestra Leff, no es entonces una cuestión más para el pensar, sino que es quizás la cuestión primordial del pensar y del filosofar contemporáneos, donde se concentra el verdadero significado y sentido de la aventura de la humanidad, y la posibilidad de revitalizar la filosofía misma.

Este complejo proceso, del que tenemos ya diagnósticos precisos y contundentes en estas seis últimas décadas, es consecuencia de una “civilización” hegemónica, inicialmente de tipo eurocentrista, y cuyo impulso creativo y destructor se viene expresando en los dos últimos siglos en las economías poderosas, las que han culminado asumiendo el racionalismo cientificista mentado universal, como base para sus proyecciones instrumentales ligadas a la empresas tecno-científicas de la mercancía. Leff nos muestra progresivamente cómo el desgaste progresivo de las fuentes materiales expone, peligrosamente, el deterioro real del conjunto de ecosistemas vitales finitos que nos tienen con Vida. En esta perspectiva, el valor de las resistencias múltiples de los Pueblos de la Tierra por mantener sus saberes y prácticas en sus propios territorios de vida, cuestionan las ideologías tecno-científicas expandidas globalmente. En este sentido afirma:

Las “ontologías relacionales” vienen así a hacer confluir diferentes ontologías regionales, regímenes ontológicos y ontologías existenciales en una Ontología de la Vida. Esta permite comprender los procesos emancipatorios de los pueblos en una perspectiva que va más allá de la fundamentación de los mundos de la vida desde la ontología existencial del Dasein.

La búsqueda de un tipo de ontología relacional es finalmente la posibilidad de superar un proceso de erosión de las bases ecológicas, y sobre todo permite replantear nuevas interrogantes sobre la sustentabilidad futura del planeta mismo, y en particular por el tipo de mundo en que podrían vivir las generaciones humanas si no se enmienda el rumbo de esta frenética carrera. En este sentido, la cuestión ambiental está estrechamente ligada a una nueva visión de la sustentabilidad de la Vida: se piensa desde la vida para asumirla en su complejidad más allá de lo que la pone en peligro.

Disponible próximamente en: librería de Siglo XXI, Gandhi y del Sur.

Descargar la presentación.